Tras las suspensiones temen despidos

Debido a la marcada merma en la producción en la planta de PSA Peugeot-Citroën, de Escobar, el 40% de los operarios está sufriendo suspensiones. Desde el sector subrayan que, salvo Toyota, el resto de las empresas ya está aplicando algún tipo de esquema similar. Los trabajadores cobrarán el 75% de su salario.

La brusca caída de la demanda interna y las exportaciones de vehículos cero kilómetro se siente de manera alarmante en la industria automotriz. La empresa Lear Corporation suspendió a casi el 40% de los operarios de la planta que tiene en Belén de Escobar. Debido al cese temporario de la producción del Grupo PSA (Peugeot – Citroën) en su planta de El Palomar, que suspendió a mil empleados, la autopartista ubicada en Colectora Este y avenida de los Inmigrantes debió parar hace algunas semanas el sector que proveía de asientos y fundas.

Según relataron fuentes confiables el resto del personal se encuentra tomando cursos de capacitación o realizando tareas de pintura, entre otras tareas.

Por el momento, la única línea de producción que sigue funcionando en la planta de Lear en Escobar, donde trabajan cerca de 140 personas, es la que abastece de fundas para asientos a la fábrica Fiat, en Córdoba.

 

A %d blogueros les gusta esto: