Graciela Zorrilla, los obstáculos no son impedimentos

Luchadora, agerrida, pujante. Trabajadora incansable y amante de su profesión. Graciela, la “Zorra”, “Zorrilla”, “Rana” o China”, así la llaman quienes conocen y reconocen a una mujer que, desde hace años, viene transitando un camino, por tramos rectos y por tramos sinuoso de acuerdo a la coyuntura político económico social,  en el periodismo escobarense. Madre de cuatro hijas y abuela de Juana.

Acostumbra levantar la voz cuando habla entusiasmada de la misma forma en que defiende sus convicciones. La Zorra le dicen con el cariño y el respeto que se ganó caminando los distintos rincones del distrito para acercar las noticias a los vecinos.

Graciela Zorrilla nació en el Partido de Escobar, en el “hospitalito”, como se le decía en aquel momento, ubicado donde hoy se encuentra el Palacio Municipal. Criada en Matheu, pasó algunos años en Capital Federal, luego volvió a la ciudad de Belén de Escobar. Hoy, vecina del Barrio El Cazador.

Atravesando los distintos escenarios que la Argentina fue transitando, escribió su propia “historia de vida” con hechos que muchos conocen y tantos otros que viven en la película que produjo mientras formaba una familia hermosa con sus hijas y su nieta.

Laboralmente, se puede recordar su paso por FM 104.3 en Escobar, para luego dedicarse a la conducción televisiva en Dav TV color. “Zorrilla” fundó el Canal 5 de Escobar. Siempre siguiendo su vocación por la comunicación, pasó por diversas situaciones que a veces fueron buenas y otras no tanto, pero jamás se detuvo.

Trabajó en distintas radios FM del distrito, en el canal local de Telered, conduciendo un noticiero inolvidable para los más grandes. Un espacio de información y de participación de los vecinos que ya no volvió a crearse luego de su partida.

Hace muchos años es la voz de las mañanas de Escobar en distintas FM, una de las cuales es FM Líder 98.9. Realizó distintas participaciones, conducciones y coproducciones que sería largo de mencionar. Hoy, está a cargo del equipo de redacción de Grupo El Diario, y es directora de “La Parlamentaria”, revista mensual de información legislativa.

Cuando cuenta alguna de sus anécdotas, deja a la vista su dedicación diaria e incondicional a su profesión. Salir de madrugada para llegar primero a cubrir un hecho de interés, ver situaciones no gratas en accidentes o siniestros en alguno de los barrios escobarenses que ella tanto conoce, e informar respetando a sus fuentes y conocidos con códigos periodísticos inquebrantables.

Cuando no está trabajando en las últimas noticias – que suele ser poco tiempo porque “si no trabaja se enferma”, dicen quienes la conocen muy bien – disfruta de pintar y cocinar; y ver series y películas relacionadas con investigaciones judiciales.

Cuando no es “Zorrilla”, o mamá de sus amores Oriana, Ornella, Marianela y Candela,  es Iaia. Una abuela feliz y babosa por Juana, que le regaló su rol preferido y le cumplió un gran sueño, aunque todavía tiene otros: conocer Grecia. Y quien la conozca sabrá que lo va a hacer. Porque Zorrilla inspira. Y demuestra que los obstáculos no son impedimentos.

A %d blogueros les gusta esto: