Caos y disturbios frente al Erill

Este domingo, por la tarde noche, se llevó a cabo una protesta en el Hospital Erill por parte de familiares y amigos de Maximiliano, un joven fallecido tras semanas de permanecer internado luego de un confuso accidente de tránsito. El motivo de la protesta fue la tardanza en la entrega de la historia clínica por parte del hospital local, lo que retrasaba la realización de la autopsia y la posterior entrega del cuerpo para ser velado.

Según trascendió, la protesta se dio luego que un paciente, que inicialmente fue internado en el nosocomio escobarense, falleciera en un hospital de La Matanza.

Ante la falta de comunicación con la  Dra. Bigliani, directora del nosocomio, el personal a cargo demoraba la entrega de la historia clínica y esto originó momentos de mucha tensión que culminaron con corte de calle e incendio de neumáticos frente al Erill-

Fue entonces que, mientras crecía el malestar de manifestante y automovilistas, que sufrían el corte, se acercó  la defensora del Pueblo de Escobar, Dra. Rocío Fernández, para destrabar el conflicto y contener a la familia.

Fernández se presentó en el hospital  a los efectos de intervenir en pos de institucionalizar el conflicto y evitar una escalada de violencia.

Así las cosas, la familia exigía copia de la historia clínica de Maximiliano, debido a que según les informaron en la Morgue de San Justo, la misma constituía un elemento fundamental para que en el día lunes a primera hora se pudiera llevar a cabo la autopsia, y posteriormente lo pudiesen velar y despedir, todo ello en un marco de profundo dolor y desamparo por la pérdida de este joven.

Por su parte, el hospital no había recibido formalmente y con la debida anticipación el requerimiento, y la historia clínica se encontraba archivada porque el paciente había dejado el Hospital hacía aproximadamente 10 días y los médicos de guardia no tenían acceso a ella, con el agravante que la historia clínica tiene aproximadamente 150 hojas de las cuales había que sacar copia y certificarlas.

El episodio de suma tensión imposibilitaba que por razones de seguridad la guardia estuviera funcionando con pacientes.

En ese contexto, Fernández informó: “Solicité a las autoridades del hospital que procedan a sacar las copias pertinentes y supervisé el procedimiento, al mismo tiempo que informaba a la familia los avances de las actuaciones. Cuando finalmente se terminó con la documentación se estableció que la copia de la historia clínica se le fuera entregada a la Comisaría n° 1 de Escobar a fin de que efectúe el correspondiente diligenciamiento. Terminado esto, la familia y el numeroso grupo de vecinos despejaron el corte en la intersección de la Av. Tapia de Cruz y San Lorenzo, regresando tranquilamente a sus hogares. Inmediatamente pude constatar que personal municipal ejecutó las tareas correspondientes para habilitar el tránsito vehicular.”

A %d blogueros les gusta esto: