Villa la Ñata: Se conocieron más detalles de la muerte de Natacha Jaitt

El examen preliminar realizado por el médico de la Policía Bonaerense daba cuenta de que el cuerpo de Natacha no presentaba signos de violencia externos y su muerte “habría sido producida por la ingesta de alcohol y cocaína”. La modelo y conductora, de 41 años, había sido encontrada muerta, tendida en una cama en el Complejo Xanadú, del partido de Tigre, el pasado sábado.

Por lo pronto, según fuentes oficiales, se secuestró una muestra de un polvo blanco que la mujer tenía en sus fosas nasales. La muerte fue constatada a la 1:49, cuando los oficiales acudieron tras el llamado al servicio de emergencias 911.

El dato más relevante para la investigación es que secuestraron soportes en los que se sospecha que habría imágenes del ingreso y egreso de personas al salón. El anfitrión Guillermo Gonzalo Rigoni (45), sus amigos el empresario Gaspar Esteban Fonolla (45) y el electricista Gustavo Andrés “Voltio” Bartolín, el productor y socio de Jaitt Raúl de Jesús Velaztiqui Duarte (47) y la joven Luana Micaela M. (19) declararon durante el sábado en el destacamento de Villa La Ñata, y dieron un detallado panorama de lo que fue una noche plagada de excesos que terminó en desgracia. Según estas declaraciones Jaitt falleció luego de haber consumido cocaína en reiteradas ocasiones además de LSD (“pepa”) y champagne en exceso.

En tanto, pudo determinarse que Raúl Duarte Velaztegui y Guillermo Riconi, fueron quienes hicieron el llamado al 911 y alertaron que Jaitt se encontraba “desvanecida, en un cuarto, recostada en una cama” boca arriba (decúbito dorsal). Inmediatamente llegó al lugar una ambulancia del Servicio de Emergencia de Tigre y la médica Evangelina Serrano constató que Jaitt estaba muerta.

La justicia también estaría investigando la existencia de un  tuit de mediados del año pasado, en la cuenta de Natacha, donde ella misma sugería que podría ser asesinada. Sin embargo la falta de contradicciones en las declaraciones aportadas daría a pensar que efectivamente se trata de una muerte por exceso de consumo.

Por otra parte. según apuntaron fuentes policiales, el Ministerio de Seguridad desafectó al oficial Walter Roldán, miembro del Comando de Patrullas de Tigre que ingresó en la suite del salón de fiestas donde fue encontrado el cadáver desnudo de Natacha Jaitt, rodeado de toallas con un colchón sin sábanas, sus zapatillas en el piso y está acusado de filtrar dos fotos del cuerpo que llegaron a redes sociales y a grupos de WhatsApp a  lo largo del país.

El fiscal Sebastián Fitipaldi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Benavídez, quedó a cargo de la investigación. El funcionario judicial aún se encuentra en la escena donde fue hallado el cadáver. Se sumó el fiscal Diego Callegari, de la UFI  de Drogas Ilícitas de Tigre.

A %d blogueros les gusta esto: