Deslumbrante festejo del nuevo año chino en la peatonal Yrigoyen

El intendente Ariel Sujarchuk y la Diputada Laura Russo intercambiaron presentes con el titular de la Fundación Confucio y Mencio. Miles de personas disfrutaron durante toda la tarde del sábado de las distintas muestras artísticas, artesanías y comidas típicas.

Dando la bienvenida al Año Nuevo número 4716, y palpitando también los f

estejos por el 60° Aniversario del Partido de Escobar, durante toda la tarde del sábado miles y miles de personas, tanto escobarenses como visitantes de otros distritos, pasaron por la peatonal Yrigoyen para degustar una pequeña muestra del barrio chino en el corazón de nuestra ciudad.

Allí hubo, desde el mediodía, stands con deliciosos platos tradicionales de la comunidad taiwanesa, así como también regalos, artesanías en flores de loto, faroles, bambú, sombrillas, coplas, tazas, aromatizantes, abanicos, bolsos y fotografías para llevarse de recuerdo.

El evento contó con dos grandes pantallas de transmisión en vivo y un escenario sobre el cual se desplegaron distintos talentos del pueblo taiwanés, como bandas, shows de magia, pintura en vivo, tai chi y kung fu.

El evento contó con la presencia de la diputada nacional Laura Russo, el subsecretario de cultura Juan Laino, el secretario general Carlos Alberto Ramil, encabezados por el intendente municipal Ariel Sujarchuk, quien hizo los honores de “despertar al dragón”, pintándole los ojos para que luego comenzara la tradicional danza por la calle peatonizada, ante los miles de concurrentes.

Cabe señalar que se trata de la cuarta vez que el Año Nuevo Chino se festeja en Belén de Escobar, montando en cada oportunidad una fiesta de mayor magnitud y concurrencia, con claras intenciones de integración y visibilización entre ambas comunidades.

El pasado 5 de febrero comenzó el año 4716, el año del Cerdo de Tierra, cuya celebración se replicará en todas partes hasta el 19 de febrero inclusive. Según la tradición del calendario lunar, este año traerá prosperidad, buena producción y buena suerte, siendo el cerdo un animal sencillo, honesto, trasparente, sociable y no conflictivo.

Luego de un intercambio de presentes, el titular de la Fundación Confucio y Mencio agradeció profundamente a la Municipalidad de Escobar por brindarles de forma ininterrumpida el apoyo necesario para “poder compartir este momento de festejo en paz y comunidad”.

“Todo ha sido posible gracias al esfuerzo y trabajo conjunto con la Municipalidad de Escobar. Agradecemos al intendente por su labor constante y su cuidado por la integración de las comunidades, en particular el trabajo conjunto con la comunidad taiwanesa de Escobar y el permiso para realizar este festival. Ese encuentro ya forma parte de una tradición anual que nos permite compartir y fortalecer los lazos de las diferentes culturas”.

Por su parte, el intendente expresó sus felicidades y llamó a “celebrar con todas las culturas que vinieron a poblar cada uno de los rincones del Partido de Escobar, con todas las colectividades que vinieron de distintas latitudes, todos los vecinos que vinieron de distintas partes de la Argentina, y que se afianzaron aquí en el Partido de Escobar”.

El encuentro duró hasta pasadas las 22.00 y cerró con shows artísticos de música, danza y distintas manifestaciones de la cultura china.

A %d blogueros les gusta esto: