Detenidos por la muerte de un bebé

La muerte de un niño en un hospital capitalino, originó que la División Homicidios de la Policía de la Ciudad realizara cinco allanamientos en el distrito escobarense.  Hubo tres detenidos y en los operativos secuestraron armas, proyectiles, celulares con información de interés para la causa y ropas con manchas de sangre.

 

El nene, llamado Noah, falleció el pasado 21 de enero y tras su muerte, comenzaron las investigaciones de los policías de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Si bien en las redes sociales hubo varios comentarios respecto al origen de la internación del menor que luego derivó en su muerte, por regir el secreto de sumario impuesto por la justicia desde El Diario de Escobar no revelaremos información clasificada.

Los operativos se desarrollaron en viviendas ubicadas en Julián Aguirre al 100, barrio San Miguel; Las Retamas al 700, barrio Lambaré; y Pedro Nieto al 200. Las dos primeras en Ingeniero Maschwitz y la última ubicada en Maquinista Savio.

En el domicilio ubicado en calle Julián Aguirre al 100, los uniformados se encontraron con dos viviendas más, por lo que rigiéndose por el Art. 222 del Código Procesal Penal, también fueron allanadas. Allí detuvieron a un hombre de 33 años, cuyas iniciales son L.J.D.S., desocupado, incautando en el lugar un arma de fuego tipo revólver calibre .32 largo marca Doberman, con seis cartuchos intactos del mismo calibre. El individuo ofreció resistencia, motivo por el que fue reducido utilizando la fuerza mínima indispensable.

En el segundo objetivo, una casa de la calle Pedro Nieto al 200, de Maquinista Savio, detuvieron a un ciudadano de 24 años, C.D.M., desocupado. Allí secuestraron un arma de fuego calibre .45 con 18 cartuchos intactos del mismo calibre, dos cargadores y dos teléfonos celulares con información de interés para las actuaciones.

En cuanto al tercer objetivo, sito en calle Las Retamas al 700 de Maschwitz, detuvieron a una mujer, P.V.R., de 29 años, ama de casa, y varias prendas con manchas de sangre.

Extraditaron a los detenidos a División de Homicidios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quedando a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nro. 36.

La causa quedó caratulada como “homicidio calificado”, anexando a la primera los delitos por “resistencia a la autoridad”, “tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil y uso civil condicional”.

Extraoficialmente se supo que dos de los arrestados serían los progenitores del niño, en tanto que del tercero aún no fue establecida su relación.

A %d blogueros les gusta esto: