De la Rúa se recupera en el Centro Fleni de Escobar

En las últimas horas se dio a conocer que el ex presidente Fernando De la Rúa fue derivado al centro de rehabilitación Fleni en Escobar, tras haber superado el cuadro cardiovascular con el que había ingresado al Hospital Universitario Austral de Pilar.

Allegados a su familia fueron quienes indicaron que el ex mandatario continuará su recuperación en el centro del Fleni. Al momento de ser hospitalizado, De la Rúa presentaba un problema cardiovascular y su estado era delicado, por lo que fue sometido a una intervención quirúrgica y luego internado en terapia intensiva. Luego de 28 días en internación, finalmente el pasado lunes, fue dado de alta y trasladado.

Ahora, De la Rúa, que este año cumplirá 81 años, seguirá su recuperación en uno de los centros de rehabilitación del Fleni. Por su parte, Rafael Pascual, presidente de la Cámara de Diputados durante el gobierno de De la Rúa, en diálogo con medios nacionales, confirmó: “Estábamos con la preocupación de que saliera del hospital porque ya estaba cansado de estar ahí. En este momento está en Fleni de Escobar y muy recuperado”, dijo Pascual.

Durante su internación, el equipo médico del Austral que lo atendió solo brindó dos partes médicos a la prensa, ya que la familia pidió total reserva y “respeto por la privacidad”.  El día posterior a su ingreso al Hospital Universitario, un parte informó que permanecía “sedado y en asistencia respiratoria mecánica en el área de cuidados críticos”, luego de que se agravaran sus dolencias cardiovasculares por una infección respiratoria.

“Se inició tratamiento antibiótico y se le realizó una angioplastia coronaria para asistir a su corazón”, indicó el parte del 2 de enero. Asimismo, el ex Jefe de Estado de la Alianza había sufrido un infarto el año pasado, oportunidad en la que le practicaron una angioplastía para liberar las arterias coronarias.

El siguiente parte fue el 10 de enero y dio cuenta de una “evolución lenta, pero favorable” vinculada con el cuadro de neumonía, aunque su condición cardiovascular continuaba siendo “delicada”, por lo que seguía internado en el área de cuidados críticos.

Recordemos que De la Rúa que en este momento está lúcido, e incluso llamó por teléfono personalmente a algunas personas y amigos a los que sorprendió gratamente.

Asimismo, el ex presidente aún tiene algunos problemas cardíacos y por eso necesita la rehabilitación, aunque este es un indicio de que está más controlado, de que su situación ha mejorado y que ya no necesita de la terapia intensiva. Esto implica una evolución importante porque pasa a una etapa de rehabilitación.

A %d blogueros les gusta esto: