Por el caso de la joven electrocutada en la Chechela

La madre de Bianca Garraza (19), la joven electrocutada el 24 de diciembre en barrio La Chechela, convoca por este medio, para hoy a las 18.30 horas, a una marcha “en paz y y solo para que se sepa la verdad de lo que le ocurrió a mi hija”.

Claudia Errazo, en diálogo en exclusiva con El Diario de Escobar dijo: A mi hija me la mataron dos veces. La primera vez Israel, la segunda vez la morgue de Campana, que a pesar de no tener funcionando la cámara de refrigeración, no la trasladó a otro lado y me entregó el cuerpo hinchado y en total estado de putrefacción. Hasta después de muerta siguieron vulnerando sus derechos”.

Claudia crió a su hija Bianca totalmente sola ya que el padre de la joven nunca se hizo cargo. Luego volvió a armar pareja y tiene a otros 4 hijos: Agustín (22), Nahir (14), Christian (7) y Mora, que tiene 5 años, es autista y sufre de epilepsia. Sin embargo esta madre no baja los brazos y sigue peleando para que se sepa la verdad.

Según relata la mujer el día 24 de diciembre, en que ocurrió el hecho, ella llamo varias veces a su hija para combinar para el encuentro de la noche y ella nunca contesto el teléfono. “A las 11.10 horas logré comunicarme con su novio y él me dijo que estaba trabajando pero dejó a Bianca en la casa y le solicitó que sacara la manguera de la pileta “pelopincho” que había dejado cargando antes de irse. Sigo insistiendo para comunicarme con ella y al mediodía me viene a avisar un sobrino que mi hija había fallecido. Cuando llegué ya estaba ahí, al igual varios de sus familiares. Mi hija seguía tendida ahí, estaba la policía. Yo hasta ahí creí que era un problema con la bomba de agua, un foquito, o una mala instalación. Después supe que él mismo reconoció, que había ocultado los cables  con una descarga a 220 que puso para que no le robaran las plantas de marihuana que tenía en la casa. Que no eran dos plantas como dice la fiscalía. Sacaron en la camioneta de la policía alrededor de 18 plantas del lugar… Hay muchas cosas que no entiendo: si a mi hija la encontró electrocutada el tío de Israel y esto paso entre las 9 y las 10 de la mañana, cómo es posible que nadie le avisara  y cuando habló conmigo a las 11.10 aun no sabia lo que había ocurrido, aparentemente”.

Cabe recordar que si bien la pareja de Bianca estaba trabajando en el momento del fallecimiento, e igual fue demorado para prestar declaración, los familiares y los amigos de la victima no se explicaban cómo fue liberado inmediatamente a pesar de tratarse de una muerte provocada por un hecho intencional.

Desde las redes sociales aun hoy se insiste en preguntar: “¿Acaso poner un cable eléctrico positivo en una canaleta para electrocutar a quien viniera a robarle las plantas de marihuana no es un intento de homicidio?  ¿Y si esto deriva en la muerte de la joven, no es un asesinato?”.

“No quiero que digan que fue un accidente doméstico porque esto no fue un accidente. No era un boyerito. Era un cable positivo a 220. Era un cable para matar” dijo la madre de la joven fallecida.

Por otra parte, Claudia sufrió una nueva situación extrema al ir a buscar el cuerpo de su hija a la morgue de la ciudad de Campana.  “Estuvo tirada en una camilla dos días porque las cámaras no funcionaban. Nunca la derivaron a otra morgue. El cuerpo hinchado, que seguía descomponiéndose no parecía el de mi hija. Yo la había visto antes y solo tenía una ampolla en el pómulo. Lo que me entregaron fue terrible. Una total falta de respeto. Violaron su derecho una vez más… Yo todavía no fui atendida por el Juez. Solo por el instructor del fiscal. Quiero que todos sepan que a mi hija la mataron dos veces. Fueron dos asesinatos el de Israel Godoy y el de la morgue de Campana”.

Interviene en la investigación de la causa caratulada “averiguaciones causales de muerte”, la UFI N° 5 a cargo del Dr. Facundo Flores, del Departamento Judicial de Zárate Campana.

La marcha de hoy por la tarde no es una marcha en busca de justicia. “Aun no pido Justicia, porque eso es lo que el Estado me tiene que dar. Voy a ser prudente y esperar, si no me dan Justicia entonces la cosa va a cambiar. Marchamos desde Callao 252, luego iremos por Belgrano, Estrada, hasta la plaza San Martín. Ahora pido y ofrezco que se sepa la verdad. A mi hija la mataron dos veces. Dos veces violaron sus derechos humanos. Los amigos y la familia vamos a marchar en paz, de ser posible vestidos de blanco, y pidiendo conocer toda la verdad”.

A %d blogueros les gusta esto: