Fiesta electrónica clausurada

En una importante finca del barrio San José, en Villa Rosa, un venezolano residente en Escobar organizó una fiesta electrónica. Llegó la policía y la clausuró, secuestrando gran cantidad de bebidas alcohólicas y los equipos de sonido.

 

Más de 1.500 personas estaban bailando y departiendo en una casa quinta ubicada en la calle Palma al 2.500 de la mencionada localidad, cuando irrumpieron efectivos policiales de Pilar Sexta. Ordenaron cortar la música y comenzaron a identificar a los concurrentes, de entre 18 y 30 años de edad, que estaban en la fiesta. Algunos, incluso, estaban dentro de la pileta de natación de la finca.El operativo contó con el apoyo de personal de la Dirección de Inspecciones de la Municipalidad, de la Policía Local y de la Guardia Urbana.

De acuerdo a los datos trascendidos, entre los asistentes no había menores de edad, así como tampoco pudieron determinar la existencia de drogas. La entrada a la fiesta costaría entre mil y mil quinientos pesos y las invitaciones se hacían a través de redes sociales.

Los uniformados identificaron al responsable del evento, un escobarense de 50 años de edad, quien fue aprehendido junto a tres colaboradores, quedando imputados en una causa caratulada como “clausura fiesta electrónica clandestina”, interviniendo la UFI en turno y el Juzgado de Faltas N° 1 de Pilar.

A %d blogueros les gusta esto: