El OPDS instalará “guardias permanentes”

La cartera ambiental de la Provincia de Buenos Aires informó a los vecinos de Matheu y Villa Rosa que finalmente habrá controles para registrar los ruidos molestos que se vienen denunciando desde agosto, producto del funcionamiento de las plantar termoeléctricas en el límite de ambos distritos.

Tras meses de reclamos, denuncias judiciales y molestias el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) intervendrá ante las polémicas termoeléctricas de Villa Rosa.

Según informaron desde la cartera ecológica a habitantes de la zona, se está analizando colocar una “guardia permanente” para poder detectar una de las cuestiones que más malestar genera: los ruidos molestos.

Los mismos comenzaron a principios del mes de agosto, y pese a los incesantes pedidos de los vecinos, las plantas no fueron clausuradas.  A pesar de los testimonios que aseguran que los vidrios de las casas vibran cada vez que prenden las turbinas y que se han registrado niveles sonoros superiores a los 85 decibeles, hasta el momento los vecinos no habían logrado una medida que tendiera a controlar las consecuencias del funcionamiento de estas centrales eléctricas.

En tanto los vecinos adelantaron a este matutino que no quieren controles sino que la planta se vaya a otro lado. “El OPDS ha ido a controlar ruidos sin decibelímetro. Nadie nos puede asegurar que estos controles van a ser reales y genuinos. Esto que está queriendo hacer el OPDS ya había sido propuesto por el Municipio y por Ducoté (intendente de Pilar). Pero no queremos puestos fijos, sino que las plantas se vayan”, insistieron los vecinos.

 

A %d blogueros les gusta esto: