Ingiullo: “Esta camada merecía ganar un título”

Tras el logro los Cadetes del Club Social y Deportivo Arenal en el Final Four de la ABZC en el ambiente aun se puede distinguir la estela que dejó este campeonato en una camada que consiguió cumplir el objetivo y su sueño: salir campeón. Por tal motivo dialogamos con Gustavo Ingiullo, entrenador y padre de la criatura, para conocer más sobre los detalles de este título.

(RDE)-“Era algo que esta camada merecía, tenía que ganar su título. Se les venía negando en los últimos certámenes y para los Cadetes fue una alegría muy grande poder conseguirlo y para mí también porque sentía que era algo que les estaba debiendo a ellos. Si bien en la “B” ganamos hace unos cuantos años, estar en la A y ganar es algo magnifico”, comenzó Gustavo Ingiullo la entrevista, visiblemente contento y orgulloso de lo que consiguieron sus jóvenes titanes.
– ¿Qué balance haces del torneo de los Cadetes?
Nosotros hicimos una primera rueda muy buena, la segunda parte del torneo bajamos un poco y cuando se sumó la tercera ronda nos alcanzó para estar entre los cuatro mejores (terceros) y viendo los rivales que podíamos llegar a tener, fui analizando y buscando sacar el mejor fruto de las calidades de mis jugadores.
– ¿Qué valor le das al título el hecho de salir campeón en Náutico Zárate?
Ellos tienen una cancha muy grande que se puede dividir en tres y así jugamos el Final Four. Históricamente y no recuerdo que Náutico pierda una final en su cancha, por ello tiene un valor añadido y es un logro importante que demostró la personalidad que tienen los chicos en donde en los dos partidos que ganaron, vinieron siempre desde atrás.
– ¿Qué se trabajó en la semana previo a la competencia?
Tengo una pizarra atrás de mi banco y allí puse que los ataques ganan partidos y la defensa gana campeonatos y entendieron a la perfección el mensaje, ya que se mataron defendiendo y bloqueando los rebotes defensivos, esto es lo que más destaco porque somos un equipo bajo, no teníamos mucha altura por eso apostamos a defender, bloquear y luego correr. El plan de juego se cumplió a la perfección y pese a que nos sacaron varios puntos de diferencia, el corazón y el orgullo de esta camada saca lo mejor y demuestran un poder de reacción impresionante.
– ¿Qué ADN ves en este plantel campeón?
Más que una categoría, creo que la genética de Arenal es la de defender. Al no tener altura, somos de defender mucho y en este Final Four dejamos en claro que defendemos hasta las últimas consecuencias. Después tenemos un par de jugadores que son desequilibrantes y que invitan a pagar una entrada para sentarse y verlos jugar.
– ¿Qué se palpa en el ambiente ahora?
En primer lugar una emoción muy grande y luego se afirmó y corroboró que hay chicos que tienen mucha proyección dentro del básquet; por ello el torneo de primera (Clausura) fueron protagonistas y al sumar minutos permitieron que ellos logren un buen nivel y se tomen confianza y moldeen su personalidad para luego plasmarlo en su categoría y lograr este tipo de resultados. Lo que ahora espero es que esto ayude a que Arenal siga creciendo con esta camada y no que estos chicos se vayan para otras instituciones.

A %d blogueros les gusta esto: