Falleció Roberto Omar Rey

Conocido y querido por todos, “Tito”, estuvo casi tres años “peleándola” con un cáncer terminal, en el Instituto Fleming de Cramer. Durante ese tiempo trabajó en construcción como si no tuviese nada. Siempre con proyectos y lleno de vida. Nunca pensó en este final.

Este fanático de River, que se fue campeón de América, era de carácter pícaro y familiero.

Tito Rey era un líder silencioso, predicaba con los ejemplos, era de pocas palabras y marcaba el camino de esa manera. El legado a sus hijos: Trabajar, ser buena gente y disfrutar de los buenos momentos. Sin lugar a dudas Iba a ser el mejor abuelo de mundo, porque  tenía un apego especial con los niños.

Una excelente persona y un respetado vecino al que el pueblo de Maschwitz, y del distrito, extrañará.

Tras un pequeño responso, sus restos fueron despedidos a las 11.30 horas, en Parque Recoleta de Pilar.

A %d blogueros les gusta esto: