El fantasma gris, Bruno, siempre colaborando con la comunidad

Bruno, el perro apodado como el “Messi” de los canes colaboró en la búsqueda de Kimey, el nene que había desaparecido en San Francisco Solano.

Desde las 13.00 de ayer, Bruno, el perro de raza Weimaraner que pertenece a la brigada canina de la Municipalidad de Escobar y busca personas vivas, estuvo rastreando las huellas del niño, quien por suerte ya fue encontrado.

Kimey Dominic Ferreyra De Moraiz tiene 3 años y faltaba desde su casa de San Francisco Solano desde el miércoles por la tarde, cuando lo cuidaba un amigo de la madre. Según relatos de los familiares, la mujer fue al gimnasio y dejó al menor con un adolescente que mientras jugaba a la play descuidó al nene que abrió la puerta y se fue del domicilio.

Kimey pasó la noche fuera de su hogar y en su búsqueda colaboraron policía, bomberos y varias fuerzas especiales.

Al momento de su hallazgo se encontraba bien de salud, en la casa de un vecino.

Ayer por la mañana la Policía Local de Escobar recibió un pedido de colaboración, emanado de la Comisaría Quilmes Cuarta, para que el equipo K9 (perro rastreador) de la Municipalidad de Escobar, a cargo de Raquel Peralta y Diego Tula inicien la búsqueda del menor desaparecido.

Hasta allí acudieron junto con Bruno, donde en el domicilio de Kimey comenzaron con las tareas de rastreo.

Si bien el niño no fue hallado por Bruno, el secretario de Seguridad de Quilmes agradeció la participación del equipo K9.

Debemos destacar que el niño fue liberado minutos antes del arribo del equipo, con Bruno a la cabeza, al lugar donde estaba cautivo. El perro escobarense estaba efectuando una recorrida e inspección de distintos lugares donde había rastros del paso del nene.

A %d blogueros les gusta esto: