Nicolás Varrone: “Mi meta es llegar a la Fórmula Uno”

Luego de culminar un 2018 espectacular con el título en su primera temporada compitiendo en la Fórmula Renault internacional, el joven piloto oriundo de Maschwitz pasó por los micrófonos de RDE para comentar como vivió la coronación en Estoril, Portugal, y qué es lo que depara su futuro. “Se me abrieron las puertas para ir a la Fórmula 3 el año que viene”, afirmó.

 

(RDE) “Desde que nací que estoy rodeado de autos, me crie en el taller de mi papa y me la pasaba jugando con autos. A los siete años me subí al karting, fui a la escuelita en Zarate, después empecé a correr, me fue bien, gané carreras, campeonatos, fui a correr el mundial de karting y ahí fue cuando todo empezó a tornarse más profesional hasta llegar a la Formula Renault”, expresó Nicolás sobre cómo llegó a correr en la actual categoría.

En Europa tuviste la oportunidad de correr en circuitos muy importantes, ¿qué se te cruzó por la cabeza?
Todavía creo que no caí del todo, me pasaron muchas cosas este año. Correr en circuitos donde se corre la Fórmula Uno es algo increíble, la verdad es que disfrute mucho todo lo que me paso este año, fueron muchas experiencias nuevas. Me tocó estar en una categoría muy pareja, eso a mí me sirvió mucho. Llegué empatado en puntos con un francés (Grégory Segers) a la última fecha, corríamos dos carreras por fin de semana, en la primera gané mientras que mi rival fue sancionado por mover el auto aún con la luz roja en la largada. Eso me permitió sacar una ventaja y me sirvió para estar tranquilo en la segunda carrera y no entrar en roces, permanecí siempre en el segundo lugar y con eso ya me alcanzaba para ser campeón.

¿Cómo fue el día a día allá con tu equipo?
Por suerte uno cuenta con experiencia y sabe cómo manejar la presión, los nervios. Desde el día que llego, lo que habitualmente hago, es analizar la telemetría con el equipo, ir a recorrer la pista caminando con un ingeniero para analizar cada curva, cada sector, cada detalle. Este año la mayor velocidad que llegue a alcanzar fueron de 242 km/h, son autos de fibra de carbono, lo que hace que pese muy poco, tiene 220 caballos. Por suerte tenemos un auto muy dinámico y con un compuesto Michelin muy bueno, que nos permite doblar en curvas muy rápidas, para eso tuve que entrenar mucho el cuello después de la primera carrera porque no estaba acostumbrado.

¿Cómo te llevas con el hecho de competir allá y acá?
Por suerte en casa tengo un simulador que me permite entrenar y que me sirve mucho para conocer las pistas. A su vez el equipo antes de cada carrera me envía material. Uno vive mentalizado en el automovilismo, es mi pasión desde chico y siempre estoy pensando en la próxima carrera.

¿Cuál es tu sueño dentro del automovilismo?
Mi meta desde que comencé con esto es llegar a la Formula Uno que es lo máximo para cualquier piloto. Obviamente, con el título obtenido se me abrieron puertas para el año que viene en lo que es Formula 3, pero hay que conseguir sponsors, tener presupuesto. Estos meses son decisivos, estamos tratando de conseguir más apoyo para ver si puedo meterme en la Formula 3. La otra posibilidad es apostar un año más por la Formula Renault y ver si en el 2020 se puede dar el salto.

Cuándo empezaste con esto de correr en Europa, ¿Esperabas obtener los resultados que alcanzaste?
Esta oportunidad se dio gracias a un piloto argentino que vive actualmente en Europa. Él me contactó y se dio la posibilidad de hacer la primera fecha en Barcelona, algo que ya era un sueño. Con mi papa y el sponsor hicimos el esfuerzo como para ir a adquirir experiencia. Yo fui a disfrutar y obviamente a tratar de dar lo mejor de mí. En el primer entrenamiento quedé cuarto, ya en el segundo, un poco más adaptado al auto y circuito, quedé segundo y a la hora de clasificar hice dos vueltas que me permitieron quedarme con la pole y ahí fue cambiando el panorama, yo estaba muy muy feliz. En la primera carrera quede tercero y al día siguiente pude ganar. Una vez que estaba puntero decidimos hacer el esfuerzo y seguir y terminamos consiguiendo el campeonato.

¿Tu familia te apoyo siempre?
Los de afuera por ahí piensan que al venir de una familia del automovilismo es más fácil, pero mi mama es mama y al principio cuando manifesté que quería correr le costó, después tuve algunos accidentes que la asustaron, pero después con el paso del tiempo se dio cuenta que era mi pasión. Obviamente cuando me voy lejos sufre un montón pero sabe que es lo que a mí me gusta. Mi papá me acompaña siempre.

A %d blogueros les gusta esto: