El Concejo Deliberante recibió a Violeta y a su perra asistente

En la tarde de ayer, integrantes del Concejo Deliberante de Escobar recibieron a Violeta, una pequeña niña a quien se le prohibió ingresar a un local comercial acompañada por su perra asistente.

  

El encuentro se desarrolló a raíz de que el pasado miércoles, durante la 15ª Sesión Ordinaria, concejales de distintas bancadas políticas presentaron un proyecto de resolución, el cual fue tratado y aprobado por unanimidad el mismo día, en el que declararon la “más profunda preocupación y repudio” del Departamento Deliberativo por el acto de discriminación.

Al respecto, el presidente del Concejo Deliberante, Pablo Ramos, señaló durante la reunión: “El motivo del encuentro tiene por objeto, por un lado, manifestarle a Violeta y a su familia el respaldo de este Concejo y, por el otro, enviar una señal clara a la sociedad de que en Escobar todos los derechos y garantías tienen plena vigencia. Donde se pretenda vulnerar alguno, ahí estará la Municipalidad para defenderlo”.

Violeta, de 6 años, estuvo acompañada de su madre, Verónica Ribelotta, su padre Pablo Rossi y su perra Pepa, siendo recibidos por el Presidente del Concejo Deliberante, Pablo Ramos; la Defensora del Pueblo, Rocío Fernández y los concejales Nicolás Serruya, Juan Carlos Toledo, Esteban Colley y Gonzalo Fuentes.

Cabe señalar que, tal como publicó El Diario de Escobar en ediciones anteriores, Violeta presenta un retraso del neurodesarrollo por una malformación congénita.  Ella, junto con su mamá, su zooterapeuta y su perra Pepa, visitan asiduamente la localidad de Escobar para concurrir al Hospital de Día de la Fundación Fleni. Días atrás, aprovechando un momento de esparcimiento, quisieron ir a tomar un helado a Munchi’s, pero allí les informaron que no podían ingresar con mascotas, refiriéndose a la perra de asistencia. Finalmente, las dejaron permanecer en el parque, pero sin entrar al salón.

Se llegó a un acuerdo

La familia también fue recibida por Rocío Fernández, Defensora del Pueblo de Escobar, en esta oportunidad junto con representantes del establecimiento comercial Muchi’s, con el objeto de celebrar una audiencia de mediación voluntaria.

En este marco, las partes pudieron expresarse, escucharse y arribar a una resolución y transformación pacífica del conflicto. Dándole valor a la palabra, lograron entenderse, para finalmente manifestar las disculpas correspondientes.

Asimismo, a los efectos de reafirmar sus dichos, la empresa procedió a la colocación en el Establecimiento Comercial de un cartel en los términos que la Ley Nacional dispone.

Rocío Fernández expresó: “Nada se construye desde el odio, en estos días he leído comentarios en las redes sociales que me resultan preocupantes. Es fundamental entender, que esto no se trata de despedir gente, o solicitar cierres, esto es trabajar en la empatía, en ponerse en el lugar del otro, y ver que al otro le pasan cosas, y que fundamentalmente, nosotros los escobarenses cumplimos las leyes”.

Por otro lado, agregó: “Como Secretaria General de ADPRA (Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina) presentaré en el próximo Plenario de la Asociación, un pedido de Declaración Nacional en relación a la plena vigencia de la Ley 26.858 en todo el país, para que sea acompañada por todas la Defensorías del Pueblo de la Argentina, como así también, el desarrollo de una campaña de promoción y concientización del derecho de acceso, deambulación y permanencia de personas con discapacidad acompañadas por perro guía o de asistencia.”

 

A %d blogueros les gusta esto: