Buscan que el nombre de la estación terminal sea Antonio Spadaccini

Se trata del destacado vecino que donó los terrenos que actualmente ocupa la central e impulsó múltiples acciones para el desarrollo y crecimiento de la localidad de Belén de Escobar. El intendente Ariel Sujarchuk ya envió el proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante de Escobar.

 

En la iniciativa impulsada por el jefe comunal, se destaca el compromiso de Spadaccini por mejorar la calidad de vida de su comunidad a partir de la ejecución de múltiples proyectos: la plantación de árboles, tanto alrededor de la terminal como en el cementerio municipal, la adquisición de un carro regador para las calles de tierra de la zona, la donación de terrenos para instalar una oficina de correos y facilitar un edificio para el funcionamiento de la Escuela Primaria Nº 3, entre muchas otras.

El documento firmado por Sujarchuk también se enfatiza el rol de emprendedor de Don Antonio, quien arribó a nuestro municipio hacia 1890, procedente de su Nápoles natal. De profesión peluquero, comenzó como empleado del almacén de ramos generales que la familia Zucchi poseía frente a la estación del ferrocarril. Con la muerte de José Zucchi, y por decisión de su viuda, heredó el negocio, al que le imprimió un nuevo perfil. Montó un hotel de viajantes, que contaba con una monumental galería, y el afamado restaurante donde se elaboraba el hoy tradicional pollo al barro. Con su espíritu innovador, Spadaccini marcó el progreso comercial de la localidad.

“La obra y el tesón de Spadaccini nos debe iluminar siempre a todos los vecinos de bien que queremos lo mejor para nuestro municipio. Durante toda su vida construyó con generosidad, pensando en el interés colectivo por sobre el particular. Su ejemplo es una guía para dejar de lado diferencias estériles y profundizar el proceso de transformación que llevamos adelante en Escobar”, enfatizó Sujarchuk.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: