El intendente recorrió la recientemente habilitada calle Rivadavia

 

Durante las primeras horas de la madrugada del sábado, una de las calles con mayor circulación del distrito fue habilitada al tránsito vehicular y peatonal, en el tramo que va desde Spadaccini a Tapia de Cruz. Días atrás había sido abierta la cuadra hasta Dr. Travi. En casi dos meses de obras, la Municipalidad de Escobar ya finalizó esa etapa de los trabajos y ahora encara de lleno la remodelación integral de la Estación Terminal.

 

 

“Supervisamos los trabajos finales que nos restan por hacer para terminar de convertir a este tradicional paseo comercial y punto logístico en uno de los lugares más atractivos de nuestro municipio. Cada vez falta menos para finalizar la Estación Terminal y así garantizar que el viaje de miles de usuarios sea más seguro, rápido y sustentable”, enfatizó Sujarchuk, acompañado por la diputada nacional Laura Russo y el equipo de funcionarios a cargo de ejecutar esta obra, una demanda histórica de los vecinos.

Tradicional paseo comercial por el que a diario transitan unas 28 mil personas, el nuevo pavimento de la calle Rivadavia ofrece mayor resistencia y durabilidad ante el intenso flujo de tránsito pesado que circula de manera cotidiana por allí, entre las líneas de colectivos, camiones de carga y descarga y vehículos particulares.

Durante 2016, con la misma tecnología aplicada hoy al pavimento integral, en esa zona se realizaron reparaciones puntuales en lugares con fallas históricas. Pero como esta arteria sufría problemas estructurales profundos, se decidió reconstruir los tramos intervenidos desde las sub base, con suelo seleccionado del tipo hormigón de alto tránsito con dos capas: una de H-8 de 15 centímetros de espesor y otra de hormigón H-30 con malla de acero incorporada al paquete estructural. Esta nueva calzada está diseñada para soportar cargas de más de 50 toneladas por eje y su vida útil se calcula en 50 años.

En paralelo, en un trabajo conjunto con la empresa AySA, se renovó toda la conexión de cañerías de agua potable de la calle Rivadavia, entre Travi y Tapia de Cruz. Con estas tareas, una demanda histórica de los vecinos y comerciantes de la zona, se dejarán atrás los problemas de filtraciones que provocaban hundimientos y roturas en las losas de la calzada vehicular.

Además de la renovación de las veredas de Rivadavia, también se remodela Spadaccini, desde Rivadavia a Sarmiento; Travi desde Sarmiento hasta las vías del ferrocarril, y Tapia de Cruz desde Sarmiento hasta las vías del ferrocarril. Allí se instalan nuevas luces LED y se coloca nuevo mobiliario urbano. Junto con esto, también se implementan zonas de carga y descarga y carriles exclusivos para los colectivos, con el fin de reordenar el tráfico y agilizar la circulación.

La obra de la Estación Terminal tiene como principal objetivo modernizar y optimizar el espacio con nuevas paradas bajo techo, y con la construcción de veredas y dársenas de taxis y colectivos completamente renovadas, provistas de luminarias con tecnología LED para mayor seguridad de los pasajeros. Por su parte, los usuarios dispondrán de líneas comunales las 24 horas, y podrán consultar en tiempo real la frecuencia de las unidades que se transmitirán a través de distintas pantallas. Esta obra se realiza en sintonía con el llamado a licitación para modernizar el sistema municipal de transporte público de pasajeros.

 

A %d blogueros les gusta esto: